Ducati 848 EVO: marcada a fuego

Etiquetado en:

Publicado por Javier Pérez-Rubio el Jue, 26/04/2012 - 08:34.

Ducati ha retocado su Superbike de media cilindrada para seguir encandilando a los amantes de la conducción Supersport. El fuego de la pasión transalpina está más activo que nunca.

Ducati 848 EVODucati 848 EVO
Compartir

Desde que Claudio Domenicali se centrara en el área de motos de calle dejando de lado el Ducati Corse la marca de Bolonia ha cambiado mucho. En los últimos 5 años los italianos han ampliado su gama como nunca antes lo había hecho, dando la vuelta a la tortilla en segmentos ya existentes (Monster o Multistrada) además de crear otros nuevos (Streetfighter, Diavel…). Eso sí, el marchamo deportivo tan característico que impregna todo lo que tocan permanece inalterado. La 848, presentada en 2007, fue una de ellas y la actual EVO ha recogido el testigo.

Siempre será la hermana pequeña, ya que la 1198 se lleva todos los laureles en competición y en el segmento Superbike. Y si no que se lo pregunten a un tal Carlos Checa… El caso es que esto puede inducir a error. La 848 EVO tiene la parte ciclo de una Superbike, pero con la potencia y la manejabilidad de una supersport. ¿No es genial? ¿Para qué comerse la cabeza en crear un modelo específico para cada categoría si la 1198 es una referencia clara? Un puntazo por parte de Ducati, al aunar lo mejor de dos mundos. Quizá en competición se vea mermada por la reglamentación actual, ya que no se puede correr el mundial SSP con bicilíndricas de más de 750 cc… Aún así, donde hay hueco, tienen tiempo de poner al resto “patas arriba”, como ha sucedido hace unos días en Daytona (Jason DiSalvo ha vencido la categoría Sportbike de las míticas 200 Millas con una 848).

Dejando la competición a un lado, las siglas EVO aportan un plus de calidad respecto a la 848 de 2010 traducido en la adopción de un amortiguador de dirección de serie (no regulable), unas nuevas pinzas de freno Brembo monobloque y 6 CV más de potencia 500 rpm más arriba.
Este aumento de potencia no se ha conseguido con un simple “reseteado” de la centralita sino que se ha EVOlucionado el conjunto motriz tocando las culatas, aumentando la compresión a 13.2:1, usando nuevos pistones y árboles de levas, agrandando los cuerpos de inyección (ovales como en la 1198) y rediseñando la cámara de combustión.

Presto

El escenario elegido no fue otro que el amigable Circuito de Albacete, un lugar ideal para que la 848 EVO nos demuestre de qué pasta está hecha. Con los ojos cerrados no adviertes ningún cambio en la postura, el diseño o el sonido respecto al modelo anterior: sigue siendo tan radical y bronca como siempre. El embrague en seco ya pasó a la historia en 2007: se acabó el “tintineo romántico”…
Metidos en faena es donde de verdad notas los cambios. Para empezar su increíble frenada roza la perfección. Llegar a final de meta y retrasar la entrada 25 metros cada vuelta sin que la moto haga extraños es sólo cuestión de físico: mis brazos no podían soportar más presión en la última “apretada” de maneta: ¡al gimnasio del tirón!

Si lo que te obsesiona es enlazar curvas lo más rápido posible, no te preocupes, a tenor de lo visto (perdón, de lo probado) la 848 EVO es la bicilíndrica deportiva más ágil del mercado. Sus 168 kg (declarado en seco) condensados en un chasis multitubular Verlicchi “marca de la casa” obran el milagro. La dieta de aluminio y magnesio a la que ha sido sometida le viene de maravilla. Además, tienes mucho espacio para moverte gracias a un asiento plano y ancho.

Por otro lado, las suspensiones Showa convenientemente taradas ofrecen un aplomo fantástico, mientras que el nuevo amortiguador de dirección siempre te cubre las espaldas. Hay que tener en cuenta que el morro de la EVO siempre tenderá a aligerarse, así que ¡ojito!

Acostumbrado a llevar bicilíndricas volarás aprovechando sus medios en marchas largas, cambiando justo antes de que se encienda la triple hilera de leds del display de MotoGP. Comparada con la anterior 848 notas esa “chispa” de potencia, pero sobre todo de par, que ha ganado este modelo. No te pases al bajar marchas: a pesar del embrague antibloqueo, la rueda trasera puede bloquearse con facilidad por tratarse de un motor “L2”. Los Pirelli Diablo Supercorsa SP que calza de serie calientan rápido y se comportan de escándalo, permitiéndote tumbar como un “Bayliss de barrio”.

La 848 EVO es una gran aliada que puede transformarse en un juguete diabólico: fácil de conducir, muy aprovechable, equilibrada como pocas, con una parte ciclo por encima del motor y con un carácter que te enamorará. Es menos comprometida que la 1198 si la quieres disfrutar por carretera y, bueno… Si no te importa pagar ése plus de euros (en rojo o blanco cuesta 14.495 € y en negro mate 13.495)  para distinguirte de la competencia japonesa, esta es tu montura.

 

Fotografía: Ducati

Ducati 848 EVO

Ducati 848 EVO

Ducati 848 EVO

Ducati 848 EVO

Ducati 848 EVO

Ducati 848 EVO

La combinación rojo/blanco de la 848 EVO es muy llamativa

La combinación rojo/blanco de la 848 EVO es muy llamativa

Las pinzas Brembo radiales monobloque ofrecen una frenada espectacular

Las pinzas Brembo radiales monobloque ofrecen una frenada espectacular

El amortiguador de dirección viene de serie pero no es regulable

El amortiguador de dirección viene de serie pero no es regulable

Silenciosos por debajo del colín marca de la casa

Silenciosos por debajo del colín marca de la casa

El display está heredado de la MotoGP de Rossi

El display está heredado de la MotoGP de Rossi

El bicilíndrico Testastretta se ha revisado a fondo para llegar a 140 CV

El bicilíndrico Testastretta se ha revisado a fondo para llegar a 140 CV