KTM Freeride E/350

Etiquetado en:

Publicado por Javier Pérez-Rubio el Mar, 10/01/2012 - 17:26.

La teoría de la evolución sigue su curso también sobre dos ruedas. KTM ha encontrado un nuevo concepto de diversión llamado Freeride con mecánicas de gasolina y propulsión eléctrica.

KTM Freeride EKTM Freeride E

KTM ha dado vida a un nuevo concepto de motocicleta llamado Freeride. Una moto sin grandes pretensiones deportivas pero con un máximo componente de diversión.
 
Freeride E
 
Se trata de la primera moto con “cero emisiones” que KTM pone en el mercado. La marca se adapta a los nuevos tiempos y alberga la esperanza de que con este tipo de mecánicas el acceso al medio natural sea más tolerante por parte de las autoridades.
 
Sus datos técnicos no son nada despreciables y podrían equipararse a los de una 125 con mecánica de dos tiempos. Esto se traduce en 30 CV a 6.000 rpm sobre una parte ciclo de primera: chasis perimetral mixto de aluminio/acero, con suspensiones WP (horquilla delantera de 43 mm y PDS trasero), frenos de disco, llantas ultraligeras de 21 y 18 pulgadas… y tan sólo 95 kilos de peso.
 
De momento la tecnología eléctrica no permite grandes alardes en cuanto a duración de las baterías se refiere. A pleno rendimiento, es decir en el modo Profesional el tiempo estimado de duración es de 20 minutos, mientras que en el Amateur se alarga a más del doble con 45 minutos de duración. El tiempo estimado de carga de la batería de Ion-litio es de una hora y media.
 
Freeride 350
 
Muchos de los que lean estas líneas y que sean aficionados al off road pensarán que con los 20 minutos de duración de la batería del modelo E no tienen ni para empezar. Pues que no desesperen pues KTM ha pensado también en ellos con la versión Freeride 350. Comparte la parte ciclo con su hermana, pero monta su ya probado motor de 350 cc y 4 tiempos suavizado para un uso de enduro “light”. Sus 23 caballos de potencia declarados pueden parecer escasos pero son ideales para el nuevo concepto de disfrute de la moto de campo. Es pequeña y extremadamente manejable, ideal para los que se adentran por primera vez en el campo con una moto, para escapadas de fin de semana o para llevarla en la caravana al lugar de vacaciones.
 
El doble escape de aluminio, ultrasilencioso, es una de las señas de identidad del modelo de gasolina. Según las primeras informaciones que nos llegan de la marca la moto sorprenderá a todos por su suavidad y el alto nivel de diversión que aportará. Aunque tiene un pequeño depósito de 5,5 litros su consumo promete ser muy bajo, por lo que la autonomía se debe acercar a los modelos de enduro estándar. Otra de las diferencias es respecto a la E es que monta gomas Dunlop muy similares a las empleadas por las motos de trial.
 
Es matriculable y cuesta 6.999 euros.

Compartir
Así es el motor de la KTM Freeride E

Así es el motor de la KTM Freeride E

KTM Freeride E

KTM Freeride E

KTM Freeride 350

KTM Freeride 350

Así es el motor de la KTM Freeride 350

Así es el motor de la KTM Freeride 350

KTM Freeride 350

KTM Freeride 350